Viena | 10 Mejores Cosas que hacer y ver en la Bellísima Capital de Austria

Aug 30, 2022

Ya sea que te guste la historia, el arte, el aire libre o los juegos de miedo, hay algo para todos los visitantes en Viena.

Viena tiene cosas que hacer para todos, desde palacios imperiales y galerías de arte hasta parques y una feria.

En este artículo te platico sobre las diez mejores cosas que hacer y ver en Viena, Austria.


Viena

Viena

Viena es una ciudad pequeña y la mayoría de sus atracciones se concentran en una región limitada.

La ciudad contiene una asombrosa cantidad de monumentos, palacios, parques y museos, cada uno de los cuales alberga una diversa colección de obras de arte y elementos históricos de diversas culturas y épocas.

Viena es una ciudad con una calidad de vida muy alta, una característica que es muy apreciada por todos los visitantes de la capital austriaca.

Esto hace que Viena siempre figure en las principales listas de los mejores lugares para vivir en el mundo.

Es una ciudad llena de arte. Los paisajes barrocos y los palacios imperiales prepararon el escenario para las obras maestras artísticas y musicales de Viena junto con su cultura de café y vibrantes escenas de diseño. 

Además de ser una ciudad histórica por su arquitectura imperial, sus museos llenos de obras maestras y su música clásica, Viena es también una ciudad muy moderna.

El principal llamativo de Viena sigue siendo la música ya que hay miles de conciertos en toda la ciudad durante todo el año.

Viena
Viena – Austria – Foto: Jacek Dylag on Unsplash

Historia de Viena

Viena fue fundada como un pueblo celta en el mismo sitio de la ciudad actual.

Se convirtió en la guarnición de Vindobona bajo los romanos, pero a principios del siglo V, los ataques de los bárbaros habían reducido el asentamiento a cenizas.

La dinastía alemana Babenberg conquistó Viena en el siglo X y la ciudad se convirtió en un importante centro de comercio durante su reinado de casi tres siglos.

Más tarde, en el siglo XIII, los Habsburgo tomaron posesión de Viena.

Las invasiones turcas amenazaron y arruinaron los suburbios de Viena en el siglo XVI.

Los turcos finalmente fueron derrotados en 1683, lo que permitió que Viena prosperara. Se construyeron enormes palacios alrededor de la corte tanto dentro de la ciudad como en los alrededores emancipados de la ciudad, y en el siglo XVIII Viena se había convertido en un importante centro imperial y cultural.

La conquista de Viena por parte de Napoleón en 1809, así como la revolución de 1848, el año en que Francisco José ascendió al trono, dañaron la confianza de los Habsburgo.

Viena – Escudo de Armas del Imperio Austrohúngaro – Arte: Lorin sdq vía Creative Commons

La población de Viena había aumentado a dos millones en 1914, ya que personas de todo el Imperio de los Habsburgo acudían en masa a este dinámico centro. Pero el Imperio Austrohúngaro se vino abajo después de la Primera Guerra Mundial y el estatus de Viena como capital imperial llegó a su fin.

En los años siguientes, un fuerte gobierno municipal conocido como “Viena Roja” intentó remediar los problemas socioeconómicos de la ciudad.

Durante el Anschluss de 1938, la Alemania nazi conquistó Austria.

Después de 1945, las potencias ocupantes acordaron la formación de un nuevo estado independiente en 1955, momento en el que también se garantizó la neutralidad permanente.

Viena Actual

En 1961, Viena fue sede de la cumbre de URSS-EE. UU. de Kennedy y Krushchev, y actualmente es una de las tres oficinas oficiales de las Naciones Unidas, así como el hogar de muchas organizaciones internacionales.

Austria se unió a la Unión Europea en 1995.

Viena tiene una población de alrededor de 1.8 millones de personas y una superficie terrestre de 415 kilómetros cuadrados.

El río Danubio fluye a través de la ciudad, mientras que el Canal del Danubio atraviesa el corazón de la ciudad.

Viena es el centro político, económico, cultural y administrativo de la República de Austria, que también es un estado federal.

Su ubicación en el centro de Europa la convierte en un punto de partida ideal para explorar ciudades como Bratislava, Praga, Budapest, Zagreb, Salzburgo y Múnich, así como numerosos pueblos austriacos.

Viena – Localización de Austria en Europa Central

10 mejores cosas que hacer y ver en Viena

Burgtheater

El Burgtheater es el recinto de artes escénicas más prestigioso del mundo de habla alemana.

El teatro anterior, construido durante el reinado de María Teresa, fue reemplazado en 1888 por la estructura de estilo renacentista italiano de Karl von Hasenauer y Gottfried Semper.

En 1897, se cerró por reformas después de que se descubrió que el auditorio tenía numerosos asientos sin vista al escenario.

Una bomba destruyó el edificio 48 años después, dejando en pie solo las alas laterales que contenían las Grandes Escaleras.

La reparación posterior fue tan impecable que hoy en día es difícil determinar su alcance.

Viena
Viena – Burgtheater – Foto: Bwag vía Creative Commons

Stephansdom (Iglesia de San Esteban – Catedral de Viena)

La obra maestra gótica de Viena es la Iglesia de San Esteban, conocida también como Stephansdom o Steffl, es el orgullo y la alegría de Viena, así como el símbolo religioso más importante de la ciudad.

La iglesia ha estado aquí desde el siglo 12, y hasta el día de hoy conserva algunas cosas originales como el Riesentor (la Puerta Gigante) y Heidentürme (las Torres de los Paganos). 

Desde fuera, la catedral está coronada por una gran torre con forma de aguja construida en estilo gótico, sus 137 metros de altura hacen que pueda verse desde diferentes puntos de Viena. 

En el interior de la catedral se pueden observar diversos estilos arquitectónicos provenientes de diferentes épocas, la iglesia alberga los restos mortales de gran parte de los miembros de la familia Habsburgo, además de la bóveda de Stephansdom, que guardan innumerables obras de arte.

Viena
Foto: Bwag vía Creative Commons

Palacio de Schönbrunn

El impresionante palacio de Schönbrunn era la residencia de verano de los Habsburgo y es uno de los monumentos arquitectónicos, culturales e históricos más importantes del país y Patrimonio de la Humanidad. 

El Palacio de Schönbrunn en su forma actual fue construido y remodelado durante la década de 1740-50 durante el reinado de la emperatriz María Theresa.

De sus 1441 habitaciones, 40 están abiertas al público, hay diferentes tours que te pueden llevar a cada uno de los cuartos, pero por tu parte puedes visitar el resto del palacio.

Viena
Viena – Palacio de Schönbrunn – Foto: Johannes Mändle en Unsplash

Museums Quartier

El Museums Quartier es un gran conjunto de museos, cafés, restaurantes y bares ubicados en lo que fueron antiguamente las caballerizas imperiales, diseñados por Fischer von Erlach. 

Es uno de los complejos culturales más grandes del mundo.

Situado donde acaba el casco antiguo, cuenta con instalaciones con los géneros artísticos más diversos.

Con más de 90,000 metros cuadrados de espacio de exposición, incluyendo el Museo Leopold, MUMOK, Kunsthalle Wien, Architekturzentrum y Zoom, el complejo es uno de los centros culturales más ambiciosos del mundo. Es el lugar perfecto para pasar el rato y ver o conocer gente.

Viena
Viena – Museums Quartier – Foto: Lorenz Seidler vía Creative Commons

Karlskirche

Durante la pandemia de peste de Viena en 1713, el emperador Carlos VI juró que tan pronto como la ciudad estuviera libre de la peste, construiría una iglesia dedicada a San Carlos Borromeo (1538-84), un ex arzobispo de Milán conocido por su asistencia a las víctimas de la peste.

Al año siguiente, realizó un concurso de diseño para la iglesia, que ganó el arquitecto Johann Bernhard Fischer von Erlach.

El resultado es una obra maestra barroca muy ecléctica: la enorme cúpula y el pórtico están inspirados en la antigua arquitectura griega y romana, mientras que las puertas de entrada y las columnas con forma de minarete tienen matices orientales.

El interior estuvo profusamente adornado con tallas y retablos de los mejores pintores de la época, incluidos Daniel Gran y Martino Altomonte, y la construcción tomó alrededor de 25 años.

Viena
Viena – Karlkirche – Foto: Luca Severin en Unsplash

Palacio Belvedere

Toda una obra maestra de arte, el Palacio Belvedere es uno de los mejores palacios barrocos del mundo. Diseñado por Johann Lukas von Hildebrandt, fue construido para el brillante estratega militar Príncipe Eugenio de Saboya, conquistador de los turcos en 1718. 

Todas las salas alrededor del Palacio están repletas de obras de arte de Klimt, Schiele y Kokoschka; otra parte muy llamativa del palacio son los jardines, repletos de esculturas y desde donde hay grandes vistas de Viena.

El primero de los dos edificios del palacio es el Oberes Belvedere (Belvedere superior), que muestra El beso (1908) de Gustav Klimt, la encarnación perfecta del art nouveau vienés, junto con otras obras austriacas de finales del siglo 19 a principios del siglo 20. El lujoso Unteres Belvedere (Lower Belvedere), con su Marmorsaal (Sala de Mármol) se encuentra al final de los jardines.

Viena
Viena – Palacio Belvedere – Foto: daniel plan en Unsplash

Straatsoper (Opera)

La principal sala de ópera y ballet de Viena, la neorrenacentista Staatsoper, es una de las mejores salas de conciertos del mundo. Incluso si no puedes conseguir entradas, puedes descubrir su encanto arquitectónico y genio musical, ya sea en una visita guiada o por tu parte.

Straatsoper fue construido entre 1861 y 1869 por August Siccard von Siccardsburg y Eduard van der Nüll, el edificio inicialmente horrorizó al público de Viena y a la realeza de los Habsburgo y rápidamente se ganó el apodo de “tortuga de piedra”. 

A pesar de la mala recepción, llegó a albergar a algunos de los directores más icónicos de la historia, incluidos Gustav Mahler, Richard Strauss y Herbert von Karajan.

Los principales lugares destacados dentro del edificio son el vestíbulo, adornado con bustos de Beethoven, Schubert y Haydn, la escalera principal, vigilada por estatuas de mármol que encarnan las artes liberales, y el Salón del Té, que deslumbra con sus decoraciones de oro.

Viena
Viena – Straatsoper – Foto: Pedro Menezes en Unsplash

Palacio Hofburg

Nada simboliza más el resplandeciente patrimonio cultural de Austria que el Palacio Hofburg, casa de los Habsburgo de 1273 a 1918. La sección más antigua es el Schweizerhof (Patio suizo) del siglo 13, llamado así por los guardias suizos que protegían sus recintos. 

El patio se conecta con un patio más grande, In der Burg, con un monumento al emperador Francisco II adornando su centro. 

El palacio ahora alberga las oficinas del presidente austriaco, los apartamentos conservados del Kaiser y una serie de museos.

Viena
Viena – Palacio Hofburg – Foto: Andreas ***** en Unsplash

Kaiserliche Schatzkammer

El Kaiserliche Schatzkammer Wien o la Tesorería, ofrece un panorama único que abarca más de mil años de historia europea. 

Este es el hogar de la colección más importante de objetos reales medievales: las insignias y joyas del Sacro Imperio Romano Germánico, incluyendo la Corona Imperial y la Lanza Sagrada.

Aquí también se resguardan gemas extremadamente valiosas, incluida una de las esmeraldas más grandes del mundo, todas ellas dan testimonio del antiguo grado de poder de los Habsburgo. 

En siglos anteriores, dos artículos se consideraban tan únicos que fueron declarados “herencias inalienables de la Casa de Austria”: un diente de narval gigante que se decía que era el cuerno de un unicornio y un cuenco de ágata de la Antigüedad Tardía que se pensaba que era el legendario Santo Grial.

Viena
Tesorería Imperial
Viena – Tesorería Imperial – Foto: Bede735c vía Creative Commons

Museo de Historia del Arte de Viena

En 1891 se construyó el Kunsthistorisches Museum (Museo de Historia del Arte), cerca del Palacio Imperial, para guardar las extensas colecciones de la casa imperial. 

La pinacoteca alberga numerosas obras principales de la historia del arte occidental, entre ellas, la “Madona en el campo”, el “Arte pictórico” de Vermeer, los cuadros de las infantas de Velázquez y obras maestras de Rubens, Rembrandt y Tintoretto.  Además de la colección de Pieter Bruegel más grande del mundo

La colección de antigüedades y de arte oriental y egipcio fascina con tesoros de culturas enigmáticas de épocas pasadas.

La sección del museo llamada Kunstkammer contiene rarezas de las antiguas cámaras del tesoro y algunas de las maravillas de los Habsburgo. 

La colección constituye una de las Cámaras de Arte más importantes del mundo y muestra objetos de épocas de la Edad Media, del Renacimiento y del Barroco.


Viena
Museo de Historia del Arte
Viena – Museo de Historia del Arte – Foto: Jeremy Bezanger on Unsplash

En Conclusión

Viena es una ciudad que desde hace muchos años se volvió de las más emblemáticas de Europa, principalmente por el arte y la música, porque fue hogar o ahí dieron conciertos artistas como Mozart, Beethoven, Schubert, Brahms o Strauss.

Pero además de música, en Viena puedes encontrar otras maravillas artísticas y arquitectónicas, como palacios, iglesias y catedrales.

Viena es para muchos, una ciudad perfecta.

Viena
Viena


Enlaces de Afiliados

Algunos de los enlaces en este artículo pueden ser enlaces de afiliados, que pueden proporcionarnos una compensación sin costo para ti si decides comprar. Estos son productos que hemos usado y respaldamos. Este sitio está destinado a brindar solamente entretenimiento. Puedes leer nuestra divulgación de afiliados en nuestra política de privacidad.

AFILIADOS DE AMAZON

“Como Afiliado de Amazon, percibimos dinero con las compras elegibles”.

Suscríbete al Newsletter


    Pin It on Pinterest

    Share This