29 Lugares Turísticos de Bolivia que No Te Debes Perder.

Aug 27, 2022

Este artículo tiene el objetivo de inspirarte a viajar a América del Sur y en particular a Bolivia, y te hablaremos de los diversos lugares turísticos de Bolivia que no te debes perder durante tu próximo viaje.


Bolivia

Bolivia tiene una extraordinaria diversidad de paisajes y climas, que van desde los magníficos picos cubiertos de hielo y los áridos desiertos de gran altitud de los Andes hasta las exuberantes selvas tropicales y las amplias sabanas de la cuenca del Amazonas.

Este paisaje mágico alberga una plétora de vistas espectaculares, como salinas de otro mundo, antiguos caminos incas, inmensos lagos interiores y montañas imponentes.

Bolivia, un país sin salida al mar en el centro remoto de América del Sur, premia al turista aventurero al encapsular todo lo que los forasteros sienten más exótico y enigmático sobre la región.

Bolivia Alpaca y Nevado Sajama – Foto: Alain Bonnardeaux en Unsplash

La riqueza cultural y la composición étnica del país son notables.

Tres siglos de control colonial dejaron su huella en el idioma, la religión y la arquitectura de la nación, aunque esto es simplemente un barniz que cubre las tradiciones culturales indígenas que anteceden la llegada de los españoles.

Aunque nominalmente católicos, muchos bolivianos se sienten igual de cómodos haciendo regalos a los dioses de la montaña, bailando con el diablo en el Carnaval o ejecutando costumbres extrañas como bendecir automóviles con bebidas alcohólicas.

Aunque el español es el idioma oficial, las calles están vivas con las cadencias del aymara, el quechua y más de treinta lenguas indígenas más.

Bolivia Niña con Alpaca
Bolivia – Foto: Alex Azabache en Unsplash

Bolivia está dominada geográficamente por los Andes, que atraviesan el oeste del país en dos cadenas paralelas, con el desolado Altiplano azotado por el viento que se extiende entre ellas.

Estos extremos geográficos son interesantes para explorar y mantener una asombrosa diversidad de flora y animales que van desde cóndores hasta delfines rosados ​​de agua dulce.

Las tierras bajas del país, accesibles por una sucesión de verdes valles, que van desde la profunda selva amazónica hasta enormes extensiones de matorrales y matorrales espinosos.


Lugares Turísticos de Bolivia

Lugares Turísticos de Bolivia

La Paz

Pocas ciudades en el mundo tienen una ubicación más hermosa que La Paz, Bolivia.

La Paz, es una visita de impresionantes contrastes a casi 3,500 m sobre el nivel del mar, dentro de una depresión excavada en el Altiplano: un grupo central de construcciones eclipsadas por la espectacular cumbre cubierta de hielo del Monte Illimani que se eleva imperiosamente hacia el sureste.

Con una población de más de 800,000 habitantes, es el centro político y comercial de Bolivia, así como la capital del país en todo menos en el nombre ya que, oficialmente, la capital del país es la Ciudad de Sucre.

La Paz parece muy del siglo XXI, con su actividad frenética y su aire excéntrico y cosmopolita.

Bancos internacionales, restaurantes de comida rápida y oficinas gubernamentales conviven con bulliciosos mercados callejeros que ofrecen todo tipo de atavíos ceremoniales para complacer a los espíritus y dioses de la montaña que siguen teniendo un papel importante en la vida de los indígenas aymaras.

Bolivia – La Paz – Foto: Snowscat en Unsplash

Plaza Murillo

La Plaza Murillo, la plaza principal del antiguo centro de la ciudad, es tu punto de partida en La Paz, para visitar los mejores lugares turísticos de Bolivia.

La plaza tiene un ambiente campestre entrañable, con personas que alimentan a las palomas y disfrutan de un helado entre semana y familias elegantemente vestidas los fines de semana.

La plaza lleva el nombre del mártir de la libertad Pedro Domingo Murillo, quien fue colgado aquí en 1810 después de organizar una insurrección fallida contra las autoridades coloniales, uno de los innumerables episodios trágicos de la tormentosa historia política de Bolivia.

Bolivia Plaza Murillo
La Paz – Plaza Murillo – Foto: Dimitry B. vía Creative Commons

Catedral Metropolitana

La Catedral y el Palacio de Gobierno, dos edificios, emblemas destacados de la autoridad política y espiritual en Bolivia se encuentran en el lado sur de la plaza.

La Catedral Metropolitana, Nuestra Señora de La Paz, con sus campanarios gemelos y su exterior neoclásico macizo, se destaca más por el tiempo que llevó crearla que por su valor artístico.

La catedral se inauguró en 1925, aunque el interior no se terminó hasta 1932 y las dos torres se inauguraron en 1989 durante la visita del Papa Juan Pablo II.

En contraste con las muchas iglesias barrocas de La Paz, el interior fresco y abovedado no cuenta con prácticamente ningún adorno.

La Paz – Catedral Meetropolitana – Foto: Ne018 vía Creative Commons

Palacio de Gobierno

El magnífico Palacio de Gobierno neoclásico se encuentra junto a la catedral, y sus guardias ceremoniales con uniformes rojos cuidan celosamente las entradas, respaldados discretamente por policías militares más contemporáneos.

Completado en 1852, el palacio se conoce comúnmente como el Palacio Quemado – el “Palacio Quemado” – ya que fue seriamente dañado por un incendio en 1875 durante uno de los numerosos eventos revolucionarios de Bolivia.

Bolivia Palacio de Gobierno
La Paz – Palacio de Gobierno – Foto: Rodrigo Achá vía Creative Commons

Museo Nacional de Arte

Esta estructura colonial fue construida con arenisca rosa en 1775 y ha sido restaurada a su magnificencia anterior en estilos barroco mestizo y barroco andino.

Una magnífica fuente de alabastro se encuentra en medio de un gran patio rodeado por tres pisos de pasillos con columnas.

Los muchos niveles están dedicados a varias épocas, con un enfoque en temas religiosos.

Entre las piezas más destacadas se encuentran las de Marina Núñez del Prado, una de las escultoras latinoamericanas mas prestigiadas.

Cortesía: Museo Nacional de Arte de Bolivia

Museo Nacional de Etnografía y Folklore

Los entusiastas de la antropología deben visitar este museo, que es uno de los mejores de la ciudad.

La casa, una joya en sí misma, fue construida en 1720 y anteriormente fue la residencia del Marqués de Villaverde.

Una impresionante colección de máscaras ceremoniales y una exhibición de tejidos exquisitos de todo el país se encuentran entre los aspectos más destacados.

La Paz – Museo Nacional de Etnografía y Folklore – Foto: MiltonCapuma vía Creative Commons

Mercado de las Brujas

El Mercado de Hechicería, o Mercado de las Brujas, se refiere a una colección de quioscos especializados en remedios herbales y misticismo aymara.

Los puestos están repletos de una colorida cornucopia de artículos rituales y medicinales, que van desde curas a base de hierbas para dolencias menores como el reumatismo o el dolor de estómago, hasta incienso, dulces de colores y talismanes protectores.

Estos objetos se agrupan en paquetes conocidos como mesas o pagos, que luego se queman o entierran como ofrendas a los muchos espíritus y criaturas mágicas que se cree que tienen control sobre la vida cotidiana.

Los yatiris y kallawayas, curanderos tradicionales indígenas, que son la principal clientela del mercado, utilizan un enfoque holístico en el que un remedio a base de hierbas para un síntoma específico generalmente se complementa con esfuerzos mágicos para resolver los desequilibrios en el reino sobrenatural que pueden ser responsables de la enfermedad.

Este mercado es, sin duda alguna, uno de los lugares turísticos de Bolivia más extraños pero muy interesantes de visitar.

La Paz – Mercado de las Brujas – PsamatheM vía Creative Commons

Basílica de San Francisco

La Iglesia de San Francisco es la iglesia colonial más hermosa de La Paz.

El primer edificio fue erigido en 1549 como sede del intento de los franciscanos de cristianizar la región de Alto Perú, pero se derrumbó a principios del siglo XVII debido a las excesivas nevadas.

Sobre la entrada principal hay una estatua de San Francisco, mirando hacia la ciudad antigua y con los brazos en alto.

Vale la pena entrar al magnífico Museo San Francisco para ver realmente la inmensidad de la ciudad desde arriba y acceder al campanario.

Basílica de San Francisco – Foto: rodoluca vía Creative Commons

Valle de las Ánimas

El Valle de las Ánimas, también conocido como el Valle de las Almas, es un bosque denso de formaciones rocosas, cada una de las cuales se eleva hacia el cielo en enormes grupos.

El magnífico valle, formado durante cientos de años por la erosión, ha atraído a la gente durante miles de años.

Cuando los visitantes llegaron por primera vez a este valle, pensaron que las torres parecían almas petrificadas, de ahí el nombre.

Desde entonces, un flujo regular de excursionistas ha llegado a admirar los cientos de picos rocosos del valle, que forman profundos cañones y numerosas rutas laterales y subvalles.

Valle de Las Ánimas – Foto: Olga Lidia Paredes Alcoreza vía Creative Commons

El Alto

Ubicado en el borde del Altiplano con vistas a La Paz, está ocupado en su mayoría por inmigrantes aymaras de los altiplanos circundantes.

El Alto se convirtió en la cuarta ciudad más grande, más pobre y de más rápido crecimiento de Bolivia después de que se estableció legalmente como un municipio distinto de La Paz en 1986.

Este lugar tal vez no debería ser considerado como uno de los lugares turísticos de Bolivia, aunque las vistas de La Paz desde el borde del Altiplano son hermosas.

Pero hay pocos incentivos para trasladarse hasta aquí, aparte de asistir a las exhibiciones de lucha libre de las “Fighting Cholitas“.

Cholitas – Foto: Yves Picq vía Creative Commons

Este es probablemente el último lugar en el que esperarías ver lucha libre al estilo mexicano, pero Bolivia, como de costumbre, volteará completamente tus expectativas, y cuando veas a las cholitas con sombrero de bombín y trenzas, lanzandose patadas voladoras unas a otras, tú, en conjunto con una audiencia mixta local y extranjera, sin duda disfrutarás y gosarás cada momento de cada pelea.

Combate de Lucha Libre de Cholitas – CIVITATIS
Combate de Lucha Libre de Cholitas – CIVITATIS

Oruro

230 kilómetros al sur de La Paz, está el centro de la zona minera de estaño más rica del país ha sido el motor económico de Bolivia durante la mayor parte del siglo XX.

A fines del siglo XIX, las minas construidas en las montañas vecinas transformaron a Oruro en una próspera ciudad industrial.

Sin embargo, con el colapso de los precios mundiales del estaño en 1985, la fortuna de Oruro se derrumbó, y aunque todavía es la tercera ciudad más grande del Altiplano, años de pérdidas económicas la han reducido a un esqueleto de lo que era.

Oruro está ubicado a 3,709 metros sobre el nivel del mar y azotado por los fuertes vientos del Altiplano, es un lugar gélido y solemne.

Sin embargo, Oruro cobra vida todos los años durante el Carnaval.

Eventos Turísticos de Bolivia – Carnaval de Oruro – Foto: Elemaki vía Creative Commons

Carnaval de Oruro

El Carnaval de Oruro, una fiesta móvil que se celebra a fines de febrero o principios de marzo, es el carnaval más magnífico de Bolivia.

Miles de bailarines disfrazados marchan por Oruro durante el festival de lo santo y lo profano que dura una semana y que mezcla las creencias cristianas con la tradición andina.

Carnaval de Oruro – Foto: Rotcivrosas vía Creative Commons

El mayor evento del Carnaval es la Entrada, que tiene lugar el sábado anterior al Miércoles de Ceniza y presenta un gran desfile de bailarines disfrazados respaldados por bandas de música.

El desfile está encabezado por carrozas decoradas con ofrendas a la Virgen del Socavón, a quien se honra durante el Carnaval.

Después de ellos está la Diablada, la Danza de los Diablos, que está dirigida por dos bailarines que representan a Lucifer y San Miguel, seguidos por cientos de bailarines del diablo e instrumentos de metal en masa.

La Diablada es, por un lado, un drama moral en el que el Arcángel Miguel vence al Diablo de la religión cristiana, pero la danza también honra al diablo como un avatar de Huari, la deidad precolombina del inframundo que controla la riqueza natural de las minas y es un celoso patrón de los mineros que bailan en su honor.

Una vertiginosa variedad de otros grupos de baile disfrazados sigue a la Diablada, cada uno con su propia historia tradicional y folclore.

Carnaval de Oruro – Foto: Alfredobi vía Creative Commons

El desfile continúa hasta bien entrada la mañana del domingo, y hay mucho baile y bebida durante el resto de la semana.

El Miércoles de Ceniza, los habitantes de Oruro realizan sacrificios a lo que se dice son los huesos petrificados de los terroríficos animales destruidos por la Virgen para preservar el pueblo.

Finalmente, el jueves, los comparsas se despiden definitivamente hasta el próximo año con fiestas de despedida.


Santuario del Socavón

El Santuario del Socavón alberga la figura de la Virgen del Socavón, patrona de los mineros, y lugar de celebración del Carnaval.

El santuario se construyó originalmente en 1781 para proteger la imagen, luego se amplió y reconstruyó en la década de 1990.

Detrás del altar, pintada sobre un muro de adobe, se encuentra la imagen de la Virgen del Socavón, minuciosamente reparada.

Se supone que la imagen surgió mágicamente a fines del siglo XVIII dentro del pozo de mina abandonado sobre el cual se construyó la capilla, y representa a la Virgen María con una túnica azul coronada por dos querubines.

Santuario del Socavón – Foto: Elemaki vía Creative Commons

Monumento de la Virgen del Socavón

Un colosal monumento, que mide 32 m de alto y es 7 m más alto que el icónico Cristo Redentor de Río de Janeiro, se puede ver desde casi todos los lugares de esta comunidad minera boliviana.

Monumento de la Virgen del Socavón – Foto: Estefany Villarroel Rivera vía Creative Commons

Cochabamba

Cochabamba es el corazón comercial de la región agrícola más rica del país, el Valle de Cochabamba, y está ubicada en el centro geográfico de Bolivia, a medio camino entre el Altiplano y las tierras bajas orientales.

Aunque la mayoría de los visitantes, por lo general, solo van de paso, los que se quedan, encuentran en Cochabamba a la ciudad más hospitalaria de Bolivia.

A pesar de su encanto, Cochabamba tiene pocas atracciones turísticas tradicionales y poco sobrevive del antiguo centro de la ciudad colonial.

Los enormes y serpenteantes mercados callejeros que se extienden hacia el sur del centro, son los lugares más intrigantes.

Cochabamba – Foto: Favio Antezana vía Creative Commons

Cristo de la Concordia

El Cristo de la Concordia, es una enorme figura de Cristo con los brazos extendidos que domina la ciudad, y se encuentra en la cima de la Serranía de San Pedro.

El monumento se inspiró en la figura de Cristo más famosa, que se eleva sobre Río de Janeiro en Brasil, aunque este es un poco más alto, mide más de 34 m (40 m si agregas el pedestal).

Es un monumento realmente grande, se eleva por encima de la ciudad y pesa más de 2,000 toneladas. Es una de las atracciones de Cochabamba más visitadas por los turistas.

Las vistas de la ciudad y el valle son espectaculares desde el pie del monumento, y los fines de semana, puedes subir la escalera de caracol dentro de la figura hueca de acero para una perspectiva aún mayor.

Cristo de la Concordia – Foto: Sergio Otoya en Unsplash

Sucre

Sucre es la ciudad más sofisticada y atractiva del país, así como uno de los lugares turísticos de Bolivia que más gustan a los visitantes.

Está ubicada en un gran valle montañoso en la frontera oriental del Altiplano, a unos 162 kilómetros al norte de Potosí.

Ha sido conocida como Chuquisaca, Charcas y La Ciudad de la Plata, y por lo tanto como “La Ciudad de los Cuatro Nombres”, y presenta algunas de las mejores arquitecturas coloniales españolas en América del Sur, así como un ambiente primaveral todo el año debido a su elevación de 2,790m.

Sucre, el centro de la autoridad española en la región de Alto Perú, fue proclamada la capital de Bolivia después de la independencia, distinción que aún ocupa hoy, a pesar de que todo el poder real se ha ido a La Paz hace mucho tiempo.

La ciudad es un tesoro arquitectónico, con magníficas iglesias, monasterios y villas.

El centro histórico, que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está protegido por estrictas restricciones de construcción, por lo que la mayor parte se ha mantenido como era hace un siglo.

Las normas municipales obligan a encalar todas las estructuras una vez al año, conservando el rasgo que le valió a Sucre otro de sus muchos títulos elevados: “La Ciudad Blanca de Las Américas“.

Sucre es también el centro comercial de un interior montañoso rural poblado por indígenas quechuas conocidos por sus magníficos tejidos, mismos que se pueden ver en el majestuoso Museo de Arte Indígena de Sucre o en una excursión de un día a Tarabuco, un pequeño pueblo a unos 60 kilómetros del sureste.

Sucre es sin duda, uno de los lugares que debes visitar en Bolivia.

Sucre – Foto: Creative Commons

Potosí

Ubicado en una llanura desolada y azotada por el viento en medio de montañas áridas a unos 4,100 metros sobre el nivel del mar, es el sitio más intrigante y terrible de Bolivia.

Cerro Rico, que se erige imperiosamente sobre la ciudad al sur, es el responsable de su creación.

Cerro Rico era la mayor fuente de plata del mundo, y sus minas transformaron a la ciudad de Potosí en la joya más valiosa de la corona de los monarcas españoles, así como en una de las ciudades más ricas y grandes del mundo.

A principios del siglo XVII, su población alcanzaba los 160,000 habitantes, lo que la hacía más grande que Madrid y comparable a Londres.

La Ciudad de Potosí, declarada también, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es ahora una mina de tesoros de arte y arquitectura colonial, con más de 2,000 estructuras coloniales, muchas de las cuales han sido restauradas.

Potosí – Foto: EEJCC vía Creative Commons

Uyuni

Ubicada en el duro altiplano sur, 212 km al suroeste de Potosí, la ciudad de Uyuni tiene poco que recomendar aparte de su utilidad para los viajeros como base para viajar a los espectaculares y desolados paisajes de la región circundante.

Uyuni, fundada en 1889 en el cruce de vías férreas que ingresan a Bolivia desde Chile y Argentina, fue una vez la principal puerta de entrada de Bolivia al mundo exterior, un símbolo de modernidad y crecimiento económico.

En contraste, hoy, sus calles están llenas de viviendas en ruinas y patios de ferrocarril semiabandonados.

Uyuni, a 3,668 m sobre el nivel del mar y con poca protección contra el viento, es una ciudad muy fría con muy poco para entretenerte durante más de una o dos horas.

Desde la desaparición de los ferrocarriles de Bolivia, es sorprendente que Uyuni no se haya convertido en un pueblo fantasma como muchas de las comunidades mineras cuyas exportaciones de minerales pasaban anteriormente por allí.

Pero no lo ha sido gracias al número, cada vez mayor, de visitantes que vienen a ver la impresionante belleza del Salar de Uyuni.

Uyuni – Foto: Jaimalalatete vía Creative Commons

Salar de Uyuni

El Salar de Uyuni es probablemente uno de los mejores lugares turísticos de Bolivia y de América del Sur.

El Salar de Uyuni no es un lago en el sentido tradicional; si bien está saturado en su mayor parte con agua debajo de la superficie, su capa más alta está formada por una gruesa y dura costra de sal que puede soportar fácilmente el peso de un automóvil.

El terreno áspero e imponente hace que sea fácil asumir que estás en otro planeta mientras conduces por esta llanura blanca completamente plana, con cadenas ininterrumpidas de montañas cubiertas de nieve que bordean el horizonte distante.

Salar de Uyuni – Foto: Dimitry B. vía Creative Commons

Cuando está seca, la superficie de sal reluciente parece hielo o nieve, mientras que, por la noche, todo el paisaje está iluminado por el espeluznante resplandor blanco de la luz de la luna reflejada en la sal.

Cuando el Salar de Uyuni se cubre de agua después de la lluvia (entre Diciembre y Abril), se transforma en un espejo gigante que refleja impecablemente los picos de las montañas y el cielo circundantes, hasta el punto de que el horizonte desaparece y las montañas parecen flotar en el cielo.

El Salar de Uyuni se formó cuando las aguas restantes del Lago Tauca se evaporaron, dejando atrás la sal que se había filtrado al lago desde las montañas de los alrededores, donde se había depositado hace millones de años antes de la formación de los Andes, cuando lo que ahora es Bolivia, estaba debajo del océano.

Salar de Uyuni – Foto: Diego Delso vía Creative Commons

Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa

Los paisajes sombríos tanto del Salar de Uyuni como de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, tienen una belleza extraña y de otro mundo.

Este es un lugar de lagos de sal glacial, cuyas frías aguas se tiñen de rojo vivo o verde esmeralda (cómo Laguna Verde) por microorganismos o depósitos minerales; de picos volcánicos nevados y desiertos helados a gran altura; y de afloramientos de granito tallados en extraños patrones por el viento constante.

Espera ver grandes manadas de vicuas pastando en la escasa flora de los pastizales altos y escenarios semidesérticos, vizcachas e incluso el raro zorro andino son avistamientos bastante comunes.

Laguna Verde (Reserva Nacional) – Foto: Albert Backer vía Creative Commons

Laguna Colorada

Laguna Colorada es el lago más grande de Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa.

La laguna obtiene su extraño color rojo de los colores naturales de las algas que crecen y prosperan en sus aguas poco profundas, cargadas de minerales y que varían de intensidad durante el día.

Estas algas también son una fuente importante de alimento para los flamencos, que anidan en el lugar en grandes cantidades.

Las temperaturas descienden con frecuencia por debajo de -20°C, lo que hace que sea muy frío.

Laguna Colorada (Reserva Natural) – Foto: LBM1948 vía Creative Commons

Santa Cruz de la Sierra

Santa Cruz está ubicada en las tierras bajas tropicales y húmedas justo más allá de las estribaciones andinas finales, y es el motor económico de Bolivia.

Hasta mediados del siglo XX, fue un pueblo fronterizo aislado, pero desde entonces ha crecido hasta convertirse en el más grande del país, una gran metrópolis con un próspero sector petrolero, gasífero, maderero, ganadero y agroindustrial.

Esta rápida expansión, y la disponibilidad de tierras, ha atraído a Santa Cruz a un variado espectro de inmigrantes, incluidos los agricultores de arroz japoneses, los menonitas de habla alemana y los inmigrantes andinos indígenas significativamente más pobres.

Santa Cruz de la Sierra – Foto: AriomPardo vía Creative Commons

Jardín de las Delicias

En El Torno, a 70 km de Santa Cruz de la Sierra, hay cuatro impresionantes caídas de agua cristalina de 85 y 100 metros, en un extraordinario escenario natural y diversidad de flora como orquídeas, gladiolos y achiras; y fauna como el gato montés, la iguana, las pavas, tucanes, venados, pericos, loros, tordos y otras especies se aprecian en el lugar.

En el Jardín de las Delicias, además de observación de animales silvestres y exuberante flora natural, podrás pasear a través de interesantes senderos ecológicos.

Gobierno Autónomo Municipal de El Torno


Tiwanaku

La antigua ciudad en ruinas de Tiwanaku, ubicada en el Altiplano, a solo 72 kilómetros al oeste de La Paz y 3,872 metros sobre el nivel del mar, es uno de los sitios arqueológicos más notables de América del Sur.

Tiwanaku, fue fundada alrededor del año 1,500 a. C., y se convirtió en la capital de un enorme imperio que duró casi mil años, convirtiéndose en un sofisticado complejo ceremonial urbano.

En su apogeo, Tiwanaku albergó a unas cincuenta mil personas, en sus grandes pirámides y opulentos palacios, los cuales, estaban pintados de colores brillantes y contaban con incrustaciones de oro.

Tiwanaku – Foto: François Bianco vía Creative Commons

En muchos aspectos, la ciudad fue la cuna de la civilización andina, tuvo un efecto cultural masivo en el área y sirvió como base para el imperio inca más conocido.

Aunque Tiwanaku originalmente cubría varios kilómetros cuadrados, solo se ha excavado una fracción del sitio, y las ruinas principales ocupan un área relativamente pequeña que se puede visitar fácilmente en medio día; el único otro sitio importante que se ha excavado es Puma Punku, un complejo piramidal unos pocos kilómetros al norte.

Las ruinas principales de Tiwanaku, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se concentran en la región que originalmente fue el centro ceremonial de la ciudad, una maraña de pirámides derrumbadas y palacios y templos alguna vez construidos con bloques de piedra megalíticos.

Tiwanaku – Foto: David Torres en Unsplash

Lago Titicaca

El Lago Titicaca, un enorme lago azul zafiro en la frontera peruana en el extremo norte del Altiplano, es una de las imágenes clásicas de América del Sur, y pocas escenas evocan más el país que un pescador vestido con poncho remando a través sus aguas azules contra el telón de fondo de las montañas nevadas.

El Lago Titicaca es el cuerpo de agua de gran altitud más grande del mundo, mide 190 km por 80 km y se encuentra a una altitud de 3,810 metros sobre el nivel del mar.

Es lo que queda de un antiguo mar interior producido cuando los Andes fueron expulsados ​​del fondo del océano.

Lago Titicaca – Foto: Alex Proimos vía Creative Commons

El Lago Titicaca es abastecido por una serie de ríos que transportan las lluvias desde la Cordillera Real y sobre el Altiplano, pero ninguna de sus aguas llega nunca al mar, y la evaporación representa alrededor del 90% de la pérdida de agua del lago, el resto es drenado por su única salida, el río Desaguadero.

El Lago Titicaca es uno de los mejores lugares turísticos a visitar en Bolivia y de los que más visitan los viajeros.

El lago, tradicionalmente, ha jugado un papel importante en las creencias religiosas andinas.

Se considera una poderosa deidad femenina que gobierna la temperatura y la lluvia, ya que es el cuerpo de agua más grande de esta región árida, y Los Incas pensaron que el dios creador Viracocha surgió de sus aguas, convocando al sol y la luna para iluminar el mundo.

Los Incas también creían que sus ancestros nacieron en el Lago Titicaca, y los restos de sus santuarios y templos se pueden encontrar en la Isla del Sol y la vecina Isla de la Luna, cuya belleza y tranquilidad es un punto culminante de cada visita al lago.

El Lago Titicaca tampoco perdió su significado teológico con la llegada del cristianismo ya que el santuario católico más importante de Bolivia se encuentra en Copacabana.

Lago Titicaca – Bolivia – Foto: ChiaCheng Lu en Unsplash

Copacabana

Copacabana es un pueblito muy frecuentado por turistas mochileros que se encuentra a 155 kilómetros de La Paz y a sólo 9 kilómetros de la frontera peruana.

Es el destino de peregrinación católica más importante del país, siendo el hogar de la imagen más preciada de Bolivia, la Virgen de Copacabana, así como el principal punto de partida para visitar la Isla del Sol y la Isla de la Luna, las dos islas sagradas del Lago Titicaca.

Aunque su ubicación entre dos colinas es hermosa y las vistas al lago son espectaculares, el pueblo en sí no es particularmente atractivo, no esperes un tranquilo pueblo Aimara.

Copacabana – Foto: Guille Álvarez en Unsplash

Isla del Sol

Está ubicada aproximadamente a 12 kilómetros al noroeste de la ciudad de Copacabana, y es uno de los lugares mejor preservados de la antigua Bolivia.

De 9 km de largo por 6 km de ancho en su parte más ancha, fue uno de los sitios religiosos más importantes del mundo andino en el siglo XVI, venerada como el lugar donde se crearon el sol y la luna y lugar de nacimiento de la dinastía Inca, y cubrió con santuarios y templos que atraían a miles de peregrinos.

La isla fue devastada tras la invasión española, y las piedras cortadas de sus templos se llevaron para construir iglesias en tierra firme.

Pero es fácil ver por qué se consideró (y aún se considera) un lugar santificado cinco siglos después.

Es una región de tremenda belleza natural y calma, rodeada por el turquesa Lago Titicaca y los imponentes picos de la Cordillera Real que se elevan sobre la playa en el continente hacia el este.

Isla del Sol – Foto: Amy Rollo en Unsplash

Isla de la Luna

La Isla de la Luna, algo más pequeña, está ubicada a unos 8 kilómetros al oeste de la Isla del Sol, fue otro importante destino religioso.

La isla, que se compone de una sola cresta de 3 km de largo y un poco más de 1 km de ancho en su punto más ancho, contiene tierras agrícolas limitadas y un pequeño asentamiento.

Los incas la consideraban un lugar de gran valor espiritual.

Coati (“Isla Reina”) estaba conectado con la luna, que se pensaba que era la contraparte femenina del sol y una divinidad fuerte por derecho propio.

Después de visitar el santuario de la Isla del Sol, muchos peregrinos se quedaban aquí.

Isla de La Luna – Foto: LBM1948 vía Creative Commons

En Conclusión

Bolivia es una de las naciones más singulares e interesantes de América del Sur, es excepcional en su belleza natural, dura, desconcertante, compleja y un poco estresante.

A los bolivianos les gustan los desfiles, y apenas pasa un mes sin que haya una procesión de gente vestidos con coloridos disfraces que conmemoran una importante ocasión histórica o divinidad.

Los podrás escuchar desde varias cuadras de distancia antes de que lleguen las bandas de música y los bailarines y te inviten a unírteles.

Aprende sobre la historia y la cultura de los pueblos indígenas del país visitando varios de los lugares turísticos de Bolivia como son sus museos de renombre, ruinas arqueológicas y también observando las tradiciones y rituales en la vida cotidiana como lo es la comida.

La cocina boliviana es tan diversa como su gente, y hay nuevas especialidades culinarias para probar en cada ciudad.

Los mercados son un lugar fantástico para comenzar, y aunque, las ollas chisporroteantes de brebajes extraños pueden desanimarte, las bebidas de frutas recién mezcladas sin duda se convertirán en un hábito para ti después de tu visita a Bolivia.

Salar de Uyuni Bolivia
Bolivia – Salar de Uyuni



Enlaces de Afiliados

Algunos de los enlaces en este artículo pueden ser enlaces de afiliados, que pueden proporcionarnos una compensación sin costo para ti si decides comprar. Estos son productos que hemos usado y respaldamos. Este sitio está destinado a brindar solamente entretenimiento. Puedes leer nuestra divulgación de afiliados en nuestra política de privacidad.

AFILIADOS DE AMAZON

“Como Afiliado de Amazon, percibimos dinero con las compras elegibles”.

Suscríbete al Newsletter


    Pin It on Pinterest

    Share This