Edimburgo | 19 Lugares Imperdibles de la Capital de Escocia

Apr 30, 2022


Edimburgo

La venerable y espectacular Edimburgo, nunca te faltarán cosas que hacer en esta fascinante ciudad de Escocia.

Edimburgo es histórica, cosmopolita y culta.

El escenario es maravillosamente impactante: encaramado en una serie de volcanes extintos y peñascos rocosos que se elevan desde el paisaje generalmente llano de los Lothians, con la costa protegida del Firth of Forth al Norte.

Ya sea que estés interesado en la brujería, la realeza o los escritores, hay muchas atracciones imperdibles en Edimburgo.

Por supuesto, hay muchos sitios históricos, desde el castillo en su escarpado risco hasta el claramente espeluznante cementerio de Greyfriars.

Sin embargo, hay muchas otras cosas tanto para los amantes de la ciencia, así como excelentes colecciones de arte moderno.

Ponte unos zapatos cómodos y prepárate para caminar por las colinas y los adoquines de la capital de Escocia.



Ciudad Vieja

El casco antiguo o Ciudad Vieja de Edimburgo es un laberinto de calles adoquinadas, callejuelas estrechas y patios escondidos, todo increíblemente bien conservado y empapado de la historia de la ciudad.

Aunque sólo tiene alrededor de una milla de largo y 400 yardas de ancho, representó la extensión total de los burgos gemelos de Edimburgo y Canongate para los primeros 650 años de su existencia, y su apariencia general y carácter siguen siendo indudablemente medievales.

Edimburgo
Ciudad Vieja – Edimburgo

Contiene la mayoría de los lugares de interés turístico más famosos y es, con mucho, el mejor punto de partida para tu exploración de Edimburgo.

Si bien esta zona es un destino fascinante en cualquier época del año, es particularmente cautivador en agosto, cuando los artistas inundan las austeras calles y la ciudad cobra vida con las vistas y los sonidos del Festival y Fringe de Edimburgo.


Castillo de Edimburgo

La poderosa fortaleza del Castillo de Edimburgo se eleva sobre la ciudad, sobre una roca formada como resultado de milenios de erosión glacial.

La historia de Edimburgo, y de hecho de Escocia, está íntimamente ligada a su Castillo, que domina la ciudad.

Castillo de Edimburgo

No se requiere una gran hazaña imaginativa para comprender la importancia estratégica que apuntaló la preeminencia del Castillo, y por lo tanto de Edimburgo, en Escocia.

Desde Princes Street, el lado norte se eleva por encima de una pared rocosa casi escarpada; el lado sur es igualmente formidable y el oeste, donde la roca se eleva en terrazas, sólo un poco menos.

Una visita guiada es una excelente manera de explorar lo mejor de este complejo de edificios y su historia de monarcas, asedios y batallas.

Los posibles atacantes, eran forzados a acercarse al castillo desde la estrecha cresta hacia el este en la que el Royal Mile llega hasta Holyrood.

Los estilos dispares de las fortificaciones reflejan el cambio en su papel de ciudadela defensiva a monumento nacional, y hoy, además de atraer a más visitantes que en cualquier otro lugar del país, el Castillo sigue siendo un cuartel militar y el hogar de las Joyas de la Corona de Escocia.

A la 1 de la tarde todos los días, un saludo de cañón resuena desde el Castillo de Edimburgo a través de toda la capital de Escocia.


En esta visita guiada por el Castillo de Edimburgo descubriremos el monumento más famoso de Escocia. Recorreremos sus estancias más importantes y los secretos que se esconden tras sus muros.


Visita guiada por el Castillo de Edimburgo

Royal Mile

Un recorrido a pie por la Royal Mile te ofrece un vistazo a la historia, los personajes y los eventos que han dado forma al pasado de Edimburgo y es la vía principal que une el Castillo con el Palacio de Holyrood.

Comenzando en la cima, en Lawnmarket, sigue la Royal Mile cuesta abajo hasta el Palacio de Holyroodhouse y el Parlamento Escocés.

Está dividida en cuatro calles separadas, Castlehill, Lawnmarket, High Street y Canongate, de oeste a este respectivamente, y se ramifica posteriormente en una serie de cierres apretados y carriles empinados ingresados a través de arcos conocidos como “pends”.

La Royal Mile es una fiesta arquitectónica de estilos de majestuosas viviendas de mampostería y casas de mercaderes hasta grandes construcciones posteriores al siglo XVI con estructuras de arenisca construidas sobre cimientos medievales y que a menudo dan como resultado bóvedas subterráneas y cierres.

La Royal Mile de Edimburgo es perfecta para todos los turistas que constantemente la recorren.

Royal Mile – Edimburgo

Catedral de San Giles

La catedral de San Giles es la iglesia parroquial original de la Edimburgo medieval,

desde donde John Knox lanzó y dirigió la Reforma Escocesa.

Está dedicada al santo patrón de la ciudad y protector de lisiados y leprosos.

Los techos abovedados, la carpintería intrincada y los vitrales de la estructura del siglo XV son realmente sorprendentes.

Mientras que el famoso campanario de la corona juega un papel notable en la imagen de Edimburgo.

De acuerdo con una de las leyendas más conocidas de la ciudad, el intento en 1637 de implantar el

Libro de Oración Inglés, y por lo tanto el gobierno episcopal.

Llena de indignación, una humilde vendedora llamada Jenny Geddes, arrojó su silla al predicador, incitando al resto de la congregación a expulsar al clero infractor del edificio.

Una tableta conmemorativa en el pasillo norte marca el lugar desde donde la aventó.

Fuera de la puerta occidental, busca el corazón de Midlothian: la tradición local, algo repugnante, dice que escupir en él le trae buena suerte.

Catedral de San Giles – Edimburgo

Museo de Edimburgo

El Museo de Edimburgo alberga la principal colección de la ciudad dedicada a la historia local, aunque el museo es tan interesante por la red laberíntica de habitaciones con paneles de madera en el interior, así como a su variedad bastante peculiar de artefactos.

Estos, sin embargo, incluyen una serie de elementos de importancia histórica real, en particular la Convención Nacional, la petición de libertad religiosa redactada en un pergamino de piel de venado en 1638, y los planos originales para el diseño de la Nueva Ciudad dibujado por James Craig, elegido por el ayuntamiento tras un concurso en 1767.


Holyrood

Palacio de Holyroodhouse

En su forma actual, el Palacio de Holyroodhouse es en gran parte un edificio del siglo XVII. Construcción planeada para Carlos II.

Sin embargo, la torre del antiguo palacio (única sobreviviente de un incendio durante la ocupación de Oliver Cromwell) construida para Jaime V en 1532 se incorporó hábilmente para formar el bloque noroeste del edificio de hoy y erigido como contrapeso al otro extremo.

Palacio de Holyrood House – Edimburgo – Cortesía de: Saffron Blaze, via http://www.mackenzie.co

Arthur’s Seat

Parque de Holyrood

Un desierto natural en el corazón de la ciudad moderna, Holyrood Park es uno de los mayores activos de Edimburgo.

Empaquetado en un área de no más de cinco millas de diámetro es un lugar lleno de una increíble variedad de paisajes – colinas, peñascos, páramos, marismas, cañadas, lagos y campos – que representan algo así como un microcosmos del paisaje de Escocia.

Mientras fotografías antiguas del parque muestran cultivos creciendo ovejas pastando, ahora es utilizado principalmente por caminantes, corredores, ciclistas y otros entusiastas del aire libre.

Una sola carretera asfaltada, Queen’s Drive, recorre el parque, lo que permite que muchas de sus características se vean en automóvil, aunque hay que salir y pasear para apreciarlo en su totalidad.

El pico rocoso de Arthur’s Seat (251 m), esculpido por capas de hielo y profundamente erosionado por un volcán extinto hace mucho tiempo, es una característica distintiva del horizonte de Edimburgo.

Bien vale la pena la caminata ascendente para disfrutar de la vista desde la cima que se extiende desde los puentes Forth en el oeste hasta la lejana colina cónica de North Berwick Law en el este, con Ochil Hills y Highlands en el horizonte noroeste.

Puedes caminar desde Holyrood hasta la cima de la colina en unos 45 minutos.


J.K. Rowling “dio vida” al mundo de Harry Potter en Edimburgo. Con este tour gratis, en español, podrás descubrir aquellos lugares que inspiraron a la escritora.


Free tour de Harry Potter por Edimburgo

Museo Nacional de Escocia

Este imperdible museo de Edimburgo comprende dos edificios contrastantes pero complementarios:

Un palacio victoriano hecho de hierro forjado y vidrio y el otro una moderna fortaleza de piedra arenisca con una impresionante torre circular.

En el interior, la gran cantidad de exhibiciones es suficiente para ocupar días de tu tiempo, pero como la entrada es gratuita, podrás entrar y salir cuando quieras.

Con todo esto, desde Dolly, la oveja clonada, hasta una galería de moda y amplias exhibiciones sobre culturas del mundo, es difícil saber por dónde empezar la visita de este excelente Museo.

Los padres también encontrarán en este lugar un santuario útil ya que hay numerosas salas para niños, exhibiciones interactivas y cafés.


Victoria Street

Victoria Street en el casco antiguo tiene que ser uno de los lugares más fotografiados del centro de la ciudad.

Su curvatura y sus coloridos escaparates la convierten en un lugar favorito para fotos de turistas, revistas y anuncios de televisión.

Victoria Street se construyó entre 1829-34 como parte de una serie de mejoras en el casco antiguo, con el objetivo de mejorar el acceso a la ciudad.

Anteriormente, el acceso desde Grassmarket hasta Lawnmarket se realizaba a través de West Bow, un carril estrecho y con una pendiente muy pronunciada.

La nueva calle fue planeada para demoler gran parte del antiguo West Bow y proporcionar un amplio vínculo con el recién construido Puente George IV.

Edimburgo
Calle Victoria – Edimburgo

New Town

El plan inicial de la Ciudad Nueva de Edimburgo fue aprobado por el Ayuntamiento en 1767 y es el ejemplo completo más grande de planificación urbana del período georgiano en todo el mundo.

Su mezcla de arquitectura clásica, grandes plazas y terrazas, jardines y callejuelas apartadas, significa que un paseo por sus calles es un viaje en el tiempo a una época de elegancia.

La Ciudad Nueva se erige en total contraste con el Casco Antiguo: el trazado es simétrico, las calles son anchas y rectas, y la mayoría de los edificios son de estilo neoclásico.

Originalmente pensada para que toda el área fuera residencial, hasta los nombres de sus calles, es una especie de celebración de la Unión, que en ese momento se consideraba generalmente como un desarrollo orgulloso en la historia de Escocia.

Hoy en día, las calles principales forman el bullicioso centro de la vida comercial, minorista y de negocios de la ciudad, dominada por tiendas, bancos y oficinas.


Princes Street

El nombre de Princes Street es sinónimo de Edimburgo, pero los residentes de la ciudad a menudo pasan por alto su arquitectura.

De hecho, la mayoría de sus edificios ahora están registrados cómo históricos, y entre las tiendas modernas hay algunos verdaderos tesoros.

Princes Street comenzó como una calle residencial con los primeros habitantes que se mudaron durante la década de 1770.

Muchas de las casas originales todavía existen, aunque ahora a menudo están muy escondidas.

En el plan original de la Ciudad Nueva, Princes Street solo fue asignada con un papel subsidiario, pero para ese entonces, mediados del siglo XIX, esta calle ya se había convertido en la vía principal de Edimburgo, un papel que ha conservado desde entonces.

Sus vistas despejadas al Castillo y al Casco Antiguo son innegablemente magníficas.

De hecho, sin las vistas, Princes Street perdería gran parte de su atractivo; su lado norte, dominado por grandes puntos de venta de las conocidas cadenas nacionales, casi siempre está lleno de compradores, y quedan pocas de las edificaciones originales del siglo XVIII.

Al otro lado de la calle, el lado sur mira hacia la cuenca de los Jardines de la Calle Princes Street y está dividida en dos por una ruta directa hacia el corazón del casco antiguo conocido como Mound, formado en la década de 1780 al verter montones de tierra y otros desechos traídos de los solares de la Ciudad Nueva.

Edimburgo
Princes Street

Jardines de la Calle Princes

Un paseo por los jardines de la Calle Princes de Edimburgo es también una actividad imperdible de hacer para los turistas.

Alguna vez la ubicación del Nor ’Loch, ahora es un espacio verde tranquilo que divide las ciudades vieja y nueva.

Los visitantes pueden subir los 287 escalones hasta la cima del Monumento a Scott para disfrutar de una vista única de los tejados de las ciudades vieja y nueva.

Es difícil imaginar que los jardines de Princes Street, que flanquean casi toda la longitud de Princes Street, alguna vez fueron el Nor’ Loch estancado y maloliente en el que fluían las aguas negras del casco antiguo durante siglos.

Desde entonces, el ferrocarril reemplazó el agua y hoy un corte hundido lleva las líneas principales desde la estación Waverley hacia el oeste y el norte.

Los jardines, divididos en secciones este y oeste, eran originalmente dominio privado de los residentes y sus conocidos, hasta que se convirtió en un parque público en 1876.

En estos días, las franjas de césped verde, los macizos de flores de colores y los árboles maduros son un pulmón verde para el centro de la ciudad.

En los días soleados, los trabajadores de oficina locales aparecen en masa a la hora del almuerzo, mientras que, en el período previo a la Navidad, la sección este de los jardines es el hogar de un mercado alemán, una rueda de la fortuna imponente, paseos iluminados y una serie de otros lugares muy atractivos.

La sección occidental más grande y verde tiene un reloj floral y el quiosco de música Ross, un lugar popular del festival.


Otro fantástico destino en el Reino Unido que no te debes perder: Bristol.


George Street

Corriendo paralela a Princes Street, George Street fue diseñada para ser la pieza central de la Primera Ciudad Nueva, que une dos grandes plazas, St Andrew Square y Charlotte Square.

En estos días, la calle está cambiando rápidamente su papel de una calle de augustas instituciones financieras a una versión intelectual de Princes Street, donde los grandes negocios se hacen en tiendas de diseñadores.

St. Andrew Square

Ubicada en el extremo este de George Street, se encuentra la elegantemente diseñada St Andrew Square, cuyo centro está marcado por el Monumento a Melville, una imponente columna coronada por una estatua de Lord Melville.

Alrededor del borde de la plaza encontrarás la estación de autobuses de Edimburgo, la más elegante galería comercial de la ciudad, Multrees Walk y una hermosa mansión del siglo XVIII diseñada por Sir William Chambers.

Sigue siendo la sede ceremonial del Royal Bank of Scotland, la sala bancaria palaciega de mediados del siglo XIX es un símbolo del éxito de la Ciudad Nueva.

Charlotte Square

En el extremo occidental de George Street se encuentra Charlotte Square, diseñada por Robert Adam en 1791, un año antes de su muerte.

En su mayor parte, sus planes se implementaron fielmente, con la excepción de la iglesia de San Jorge con cúpula y pórtico, simplificada por motivos de gastos.


Generalmente considerada como el epítome de la elegante sencillez de la Ciudad Nueva, la plaza fue una vez la más exclusiva dirección residencial en Edimburgo, y aunque gran parte de ella ahora está ocupada por oficinas, la dignidad imperiosa de la arquitectura todavía es muy fácil de verse.

De hecho, el lado norte, el mejor de los diseños de Adam, es la residencia oficial del primer ministro del gobierno escocés en el número 6 (Bute House), el equivalente de Edimburgo al número 10 de Downing Street.


Queen Street

La última de las tres calles principales de la Ciudad Nueva y la menos manchada por el correo

desarrollo georgiano.

El lado sur de Queen Street está ocupado principalmente por oficinas, mientras que al otro lado de la calle hay un enorme jardín privado para los residentes.

Hay pocas atracciones individuales aquí, con la excepción de la Scottish National Portrait Gallery en el extremo este, justo al norte de St. Andrew Square.

Calton Hill

Calton Hill y el Monumento Nacional están situados en el centro de Edimburgo, al este de la Ciudad Nueva.

Vista de Edimburgo desde Calton Hill

La etiqueta perdurable de Edimburgo como la “Atenas del Norte” no se gana mejor en ningún otro lugar que en Calton Hill, el peñasco volcánico que se eleva sobre el extremo este de la Calle Princes.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Calton Hill tiene algunas de las mejores vistas de la ciudad y, si te levantas temprano, también podrás ver los mejores amaneceres.

También alberga algunos monumentos y edificios icónicos de Escocia, como el Monumento Nacional, la Old Royal High School, el Monumento a Robert Burns y también el Observatorio de la Ciudad.

Numerosos arquitectos se han fijado en este lugar para ser el escaparate de sus obras más ambiciosas y grandiosas cuya presencia enfatiza el aire distante y el sentido de desapego de Calton

También es uno de los mejores miradores desde los que apreciar la ciudad de Edinburgo en su conjunto, con su estrecha red de suburbios, edificios emblemáticos de la Ciudad Vieja y Nueva y el mar más allá.


En Conclusión

Con una abundancia de historia, atracciones de primera calidad y una hermosa arquitectura, Edimburgo es una ciudad que nunca olvidarás.

Edimburgo es una ciudad compacta que facilita la exploración.

Desde lugares históricos inolvidables de clase mundial y maravillosos festivales, hasta fantásticas compras y comidas deliciosas.

Ya sea que tengas poco tiempo y solo puedas hacer una escapada de fin de semana, o puedas visitar Edimburgo como parte de unas vacaciones mas largas en Escocia, siempre tendrás muchas opciones para disfrutar de esta magnífica ciudad.

Edimburgo
Edimburgo, Escocia

Enlaces de Afiliados

Algunos de los enlaces en este artículo pueden ser enlaces de afiliados, que pueden proporcionarnos una compensación sin costo para ti si decides comprar. Estos son productos que hemos usado y respaldamos. Este sitio está destinado a brindar solamente entretenimiento. Puedes leer nuestra divulgación de afiliados en nuestra política de privacidad.

AFILIADOS DE AMAZON

“Como Afiliado de Amazon, percibimos dinero con las compras elegibles”.

Suscríbete al Newsletter


    AMAZON

    Pin It on Pinterest

    Share This