Bruselas Bélgica | Guía Práctica de Viaje

by

Bruselas es la capital de Bélgica y una de las ciudades más importantes de Europa en términos de historia, tradición y arquitectura. Con algo menos de 200,000 habitantes, pero con cientos de miles de visitantes al año, está claro que la ciudad de Bruselas es un destino popular con mucho que ofrecer para todo tipo de viajeros. 

Estas son las mejores cosas que hacer en Bruselas y lo más importante que debes que saber sobre esta histórica pero cosmopolita ciudad antes de viajar.  Visitar la ciudad de Bruselas te cambiará en más de un sentido.

Y debido a que es bastante fácil llegar a otras ciudades de Bélgica como Brujas, Gante y Amberes desde Bruselas, esta es un excelente lugar para comenzar tu viaje.



En este artículo te damos una guía práctica de donde alojarte, donde y qué comer y los lugares que hay que visitar en Bruselas Bélgica durante tu próximo viaje.


Breve Historia de Bruselas Bélgica

Bruselas está en el corazón de Europa y ha sido un centro de comercio importante desde su fundación en el año 979. Lo que antes era una ciudad cerrada con gruesas murallas se ha convertido en una ciudad moderna y a la vez histórica. Bruselas formó parte del Imperio Español a finales del siglo XIV, y la región formó parte del Reino Unido a principios del siglo XIX.

Franceses, alemanes y holandeses son parte de la población Belga desde antes de que se creara el actual Reino de Bélgica en 1830, y Bruselas está en el centro de todo ello. Esta fusión de culturas y su complicada historia han hecho de la ciudad un paraíso para los visitantes que buscan un rico patrimonio cultural.

Bruselas Bélgica – François Genon

Algunos Datos y Estadísticas

  • Bruselas está dividida en barrios, y cada uno de ellos tiene un ambiente único.
  • El francés, el holandés y el alemán son idiomas oficiales en Bélgica, y muchos bruselenses hablan flamenco-neerlandés. La mayoría de la gente también habla inglés, especialmente las generaciones más jóvenes.
  • Bruselas tiene veranos cálidos, con una media de 18.3°C, e inviernos fríos, pero no helados, con una media de 6.3°C.
  • Bruselas es famosa por su comida. Hay 138 restaurantes por kilómetro cuadrado, lo que supone un total de unos 1.800 sitios para comer.

¿Cómo Llegar?

Bruselas está bien comunicada y céntrica, por lo que se puede llegar en tren desde casi cualquier ciudad de Europa Occidental. Sin embargo, el aeropuerto de Bruselas recibe diariamente vuelos internacionales. El aeropuerto Charleroi, al sur, está destinado a las compañías aéreas de bajo costo y suele recibir vuelos más cortos.

Llegar al centro de la ciudad también es fácil, con un eficiente transporte público dentro y fuera de la ciudad. Una vez en el centro, moverse no es tan fácil, ya que muchas calles del casco antiguo son sólo para peatones; alquilar una bicicleta durante tu estancia en Bruselas es una magnífica idea.


¿Dónde Alojarse?

Bruselas es una ciudad relativamente pequeña, por lo que la elección del lugar donde te hospedes no supone una diferencia significativa a la hora de visitar y explorar la ciudad. Sin embargo, algunas zonas son más populares que otras, y todas tienen ventajas.

Dicho esto, cuanto más cerca estés del centro de Bruselas, más envolvente será tu experiencia. Las mejores cosas que hacer en Bruselas, Bélgica, se encuentran en las primeras manzanas de la ciudad. Estas son las mejores zonas para alojarse en la ciudad del chocolate y la cerveza.


Centro de la ciudad de Bruselas

El Barrio Central se encuentra en el corazón de Bruselas, y en él se encuentran los lugares más emblemáticos, como las fuentes más famosas, la Catedral de San Miguel y el Gran Palacio. Esta zona estaba protegida por murallas en el siglo XIII.

Si te gustan los largos paseos y la arquitectura, el Barrio Central, de estilo gótico y barroco, es perfecto para ti. También encontrarás los restaurantes más tradicionales en la zona. Sin embargo, el centro de Bruselas puede estar muy concurrido, sobre todo en verano.

Bruselas Bélgica – Centro de Bruselas – Photo: Bibhash

El Barrio Europeo

El Barrio Europeo y el Barrio Leopold son destinos populares por su gente joven. Se trata de una zona relativamente céntrica, famosa por su comunidad de expatriados. También es una de las zonas más animadas al caer la noche, por lo que es un lugar ideal para tomar una copa.

El Barrio Europeo puede ser juvenil y animado, pero también alberga interesantes lugares de interés, como la plaza de Luxemburgo, los edificios Espace Leopold y el inspirador edificio Europa. La comida aquí es más internacional y la arquitectura es moderna.


Sablon

Este es el Barrio Real, y en él se encuentra el Palacio Real, el Parque de Bruselas y el inmenso Museo Real de Bellas Artes. Si te gustan los museos, el arte, la música y el cine, este barrio tiene algo para ti.

Sablon es una visita obligada para cualquiera visitando Bruselas, pero también es un lugar encantador para alojarse. Algunos de los hoteles más elegantes de Bruselas se encuentran en Sablon, pero hay alternativas económicas, sobre todo para estancias cortas, y todas ellas están cerca de los principales sistemas de transporte.

Este es un hermoso, rico y animado barrio de Bruselas, con lujosos comercios de antigüedades, elegantes restaurantes y pubs de moda que realmente se destacan en el verano cuando la gente permanece bebiendo al aire libre hasta altas horas de la madrugada.


La Place du Grand Sablon

La Grand Place está ubicada en la ladera de la escarpa que divide Bruselas en dos, actúa como un trampolín entre los lados superior e inferior de la ciudad. La plaza, de forma más triangular, se extiende hacia arriba desde una fuente de 1751 de Jacques Berge hasta la catedral gótica de Notre-Dame du Sablon.

La fuente fue un regalo de Lord Bruce de Inglaterra en agradecimiento por la hospitalidad que se le brindó en Bruselas. La plaza está flanqueada por casas señoriales, algunas de las cuales tienen fachadas Art Nouveau.

Bruselas Bélgica – Grand Place du Sablon – Photo: Fred Romero via Creative Commons

Notre Dame de Sablon

En este barrio también encontrarás esta exquisita iglesia, también llamada Iglesia de Nuestra Señora de las Victorias en el Sablon. Es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura gótica de Brabante en Bélgica.

Según la leyenda, una niña en Amberes tuvo una visión de la Virgen María, quien le dijo que transportara su estatua a Bruselas. La niña navegó con la estatua de la Virgen por el río Senne hasta Bruselas y la presentó en la iglesia de los ballesteros, que rápidamente se convirtió en un lugar de peregrinación.

Dado que la estatua fue destruida en 1565, todo lo que sobrevive son dos esculturas que representan a una niña en un bote.

Bruselas Bélgica – Notre Dame du Sablon – Photo: Luu

Place du Petit Sablon

Estos hermosos jardines formales fueron diseñados alrededor de 1890 y son un lugar encantador para relajarse.

Numerosas estatuillas de bronce adornan las rejas que rodean los jardines, cada una de las cuales representa un gremio medieval diferente de la ciudad.

En la parte trasera de los jardines se creó una fuente para honrar a los condes Egmont y Hornes, los mártires que lideraron una insurrección holandesa contra la autoridad despótica de los españoles bajo Felipe II y fueron ejecutados en la Grand Place en 1568.

Bruselas Bélgica – Petit Sablon – Photo: William Murphy via Creative Commons

¿Qué Comer?

Ahora que sabes donde alojarte, es hora de hablar de comida. Bruselas es un destino gastronómico, y la comida aquí es realmente buena.


Waffles

Sí, Bélgica es el hogar de los wafles más crujientes y tiernos del mundo, y se hacen por encargo. Incluso los más humildes wafles de un puesto callejero sorprenden. En Bruselas hay dos tipos de wafles, los normales cuadrados y los de “Lieja”, más crujientes. Pero aquí los wafles no son un desayuno, sino un bocado para disfrutar a todas horas.

Bruselas – Waffles – Photo: Robby McCullough

Mejillones

Los mejillones son un aperitivo y un tentempié habitual en Bruselas, y son fantásticos. Siempre locales, esta delicia con olor a mar cobra vida cuando se cocinan con mantequilla, vino blanco y chalotas. Hay varias versiones de mejillones en la ciudad, y varios restaurantes especializados en ellos. ¿Lo mejor? En Bélgica los mejillones se comen con patatas fritas.

Bruselas – Mejillones – Photo: Nikolay Smeh

Papas Fritas

Si crees que conoces las patatas fritas, piénselo de nuevo. La gente de Bruselas domina el arte de freír papas, y las ha llevado a otro nivel. Las papas fritas de corte grueso son comunes, y la gente las cubre con mayonesa, pero siempre hay varios aderezos disponibles. El secreto de estas papas es que se fríen en manteca de cerdo en lugar de aceite.

Bruselas – Papas fritas – Photo: Kyle Wagaman via Creative Commons

Carbonnade

Para el plato principal, pruebe la Carbonnade. Se trata de un plato contundente a base de carne de res guisada en una salsa oscura hecha con cerveza y aromatizada con cebolla, ajo y hierbas. También conocida como Carbonade Flamande, esta es una especialidad de invierno y es fácil ver por qué: este plato de carne es llenador, por decir algo.


Cerveza

La cerveza en Bélgica es casi una religión, y está muy bien representada en Bruselas. La cerveza Trapense local es elaborada por monjes y no ha cambiado desde la Edad Media: es de las buenas. Esta cerveza es también conocida como cerveza de abadía, y hay varias marcas conocidas; las encontrarás repetidamente en todos los bares y restaurantes. Eso sí, estas cervezas son fuertes, así que ¡ten cuidado!

Bruselas – Cerveza – Photo: Bence Boros

Pralines

Los pralinés son chocolates belgas que vienen con varios rellenos, y estos bocados son tan bonitos como deliciosos. Encontrarás los mejores pralinés en tiendas especializadas en chocolatería, donde se elaboran a mano de forma artesanal. Seguro que querrás llevarte un poco de chocolate belga a casa, y hay muchos para elegir.


¿Qué Hacer en Bruselas?

Hablemos ahora de las mejores cosas que hacer en Bruselas, Bélgica. La histórica ciudad es un destino popular por algo más que su comida: hay algo que ver y hacer en cada rincón.

Desde explorar palacios y museos hasta pasear por las calles medievales empedradas de la ciudad, cada día que pasas en Bruselas es una aventura. ¿Y lo mejor? Todo lo que merece la pena ver en Bruselas está cerca, y una Brussels Card te da acceso a los museos y al transporte público con descuento, así que ni siquiera necesitas gastar mucho.


Explorar la Grand Place

La Grand Place es la plaza central de Bruselas y está rodeada de una impresionante arquitectura barroca, como el flamante Ayuntamiento y la Casa del Rey, ambos dignos de unas cuantas fotos.

La plaza existe desde el siglo XVII y ha sido testigo de todos los acontecimientos históricos del país. Por supuesto, la amplia área es preciosa, pero son los eventos que tienen lugar en la Grand Place los que la convierten en una visita obligada, como el mercado de Navidad y la “alfombra de flores” que se organiza cada verano.

Bruselas – Grand Place – Photo: Zhu Yunxiao

Hacer una foto del Manneken Pis

El Manneken Pis es quizás el monumento más extraño de Europa, pero es uno de los más populares de Bruselas. Se trata de la famosa escultura en forma de fuente de un niño desnudo que orina en la fuente. Aunque nadie sabe qué significa la estatua, sabemos existe desde principios del siglo XVII.

La leyenda dice que un niño apagó una vez un incendio con su orina, mientras que otras versiones dicen que el niño estaba desactivando una bomba durante un ataque a la ciudad. Encontrarás esta pintoresca fuente en la Rue du Chêne.

Bruselas – Manneken Pis – Photo: Trougnouf via Creative Commons

Pasear por el Palacio Real

El Palacio Real de Bruselas fue en su día la residencia real del rey y su familia, y desde donde dirigía el país. Hoy en día, el palacio es un edificio gubernamental y un museo, que alberga la impresionante Colección Real de muebles, porcelana, cristal fino y otros tesoros.

El Palacio Real está convenientemente situado frente al Parque de Bruselas, otro gran lugar para visitar durante tu estancia. Se trata de uno de los palacios más grandes y sofisticados de Europa, y compite con el Palacio de Buckingham de Londres.

Bruselas – Palacio Real – Photo: Alex Guibord via Creative Commons

Parque del Cincuentenario

El Parque y el Palacio del Cincuentenario, la mejor de las grandes empresas de Leopoldo II, se crearon para las celebraciones del Jubileo de Oro de la independencia de Bélgica en 1880.

El parque se construyó sobre los humedales de la ciudad de Bruselas que antes no estaban urbanizados. Se suponía que el palacio incluiría un arco triunfal y dos enormes áreas de exhibición en su entrada, pero en el momento de la Exposición de Arte e Industria de 1880, solo se habían terminado las dos áreas de exhibición laterales.

Finalmente se obtuvieron más fondos y el proyecto duró 50 años.

Las enormes salas a cada lado del arco central se utilizaron anteriormente para ferias comerciales, la última de las cuales fue en 1935. También se han utilizado para celebrar carreras de caballos y palomas mensajeras.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los terrenos del parque se convirtieron en cultivos de hortalizas para alimentar a los habitantes de Bruselas.

Bruselas – Parque del Cincuentanario – Photo: Tom Parnell via Creative Commons

Disfrutar de los Museos Reales de Arte

Los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica no son uno, sino varios museos en el mismo barrio, el Barrio Real.

Los tres principales, todos en la misma ubicación en el centro de la ciudad, son las principales galerías de arte de Bruselas: el Museo Old Masters, el Museo Fin-de-Siècle y el Museo Magritte.


Museo Old Masters

El Musée Old Masters, ubicado en un edificio neoclásico, es el más grande de los tres y data de la era napoleónica, cuando se componía de las pocas piezas importantes que dejó el ejército republicano francés.

Esta pequeña colección se desarrolló y la galería actual se estableció en 1887.

El Musée Old Masters es más famoso por albergar la mejor colección del mundo de arte flamenco de los siglos XV al XVIII, incluidas obras de Rogier van der Weyden, Rubens y van Dyck.

Museo Magritte y Museo Fin de Siècle

Estos dos museos de arte contemporáneo están ubicados en un entorno inusual: ocho pisos de la estructura son subterráneos, sin embargo, un pozo de luz permite que entre la luz natural del sol desde la Place du Musée, lo que permite ver muchas de las piezas.

El Musée Fin de Siècle se concentra en el arte europeo de finales del siglo XIX y principios del XX, cuando Bruselas se convirtió en una potencia para el movimiento Art Nouveau.

El papel fundamental de la ciudad en el movimiento surrealista del siglo XX se conmemora en el Musée Magritte, que alberga la colección de obras del artista belga más grande del mundo.


En conjunto, trazan la historia del arte occidental en general, y el arte belga en particular, desde el período medieval hasta el posmoderno.

El propio Napoleón fundó los museos a principios del siglo XIX, y el complejo es ahora uno de los más visitados de Europa. El arte pictórico moderno y clásico son los principales protagonistas de la colección de los seis museos, con más de 20,000 piezas expuestas.

Bruselas – Museos Reales – Photo: Michel Wal via Creative Commons

Visitar el Museo de Instrumentos Musicales

Hablando de museos, el Museo de Instrumentos Musicales (MIM) de Bruselas es único y muy interesante, sobre todo si te interesa la música. Inspecciona más de 1.000 instrumentos de todas las épocas en un mismo lugar; muchos de ellos increíblemente raros, y hay muchas guías de audio y vídeo para que te hagas una idea de cómo suenan.

El MIM también cuenta con una sala de conciertos con eventos durante todo el año y, si lo planeas con antelación, puedes participar en talleres musicales. El museo tiene su propio restaurante en la azotea.

Bruselas – Museo de instrumentos musicales – Photo: Fred Romero via Creative Commons

Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

La Catedral de San Miguel y Santa Gúdula en Bruselas es la iglesia nacional de Bélgica, aunque solo se le otorgó el estatus de catedral en 1962. Es la mejor muestra de la arquitectura gótica de Brabante que ha sobrevivido en Bruselas.

En el interior de la catedral destacan el órgano Grenzig y el púlpito barroco que representa la expulsión de Adán y Eva del Paraíso.

Bruselas – Catedral de San Miguel y Santa Gúdula – Photo: Diego Delso via Creative Commons

Maravillarse con el Museo de Arte del Comic

El Museo de Arte del Comic, una institución única y muy querida en Bruselas, rinde homenaje al entusiasmo belga por las tiras cómicas o “bandes dessinées”, así como a numerosos dibujantes de fama mundial de Bélgica y otros lugares.

La colección se encuentra en tres pisos en un edificio Art Nouveau diseñado por Horta.

Un recorrido por los famosos héroes de las tiras cómicas, desde Tintín hasta los Pitufos, ambos de autores belgas, es una de las exhibiciones permanentes más populares.

Otras exhibiciones explican las fases de creación de una tira cómica, desde las primeras ideas y bocetos a lápiz hasta la publicación final.

El museo alberga exhibiciones significativas que destacan el trabajo de notables dibujantes y estudios de forma regular, y también tiene alrededor de 8000 placas originales que se rotan, así como una valiosa colección de imágenes y artefactos.

Bruselas – Museo de Arte del Comic – Photo: LCDMC via Creative Commons

Visitar el Museo Horta

Muchos consideran al arquitecto Victor Horta (1861-1947) como el creador del Art Nouveau, y su influencia en la arquitectura de Bruselas no tiene paralelo con ningún otro diseñador de su época.

Su experiencia no solo radicaba en su visión amplia y global, sino también como diseñador de interiores, mezclando texturas y materiales en cada detalle.

El interior lleno de luz tiene los elementos característicos del arquitecto (hierro, vidrio y curvas) en cada detalle, sin dejar de ser utilitario.

Su casa familiar renovada, construida según su diseño entre 1898 y 1901, ahora alberga un museo dedicado a su estilo distintivo.

Bruselas – Museo Horta – Photo: Romaine via Creative Commons

Comprar en Les Galeries Royales Saint-Hubert

Esta histórica y a la vez moderna galería comercial del centro de Bruselas es quizás el mejor lugar de la ciudad para comprar regalos o simplemente admirar la fastuosa arquitectura del edificio. Las galerías se fundaron a mediados del siglo XIX, y son un monumento histórico protegido desde 2008.

Las Galerías Reales tienen su propio teatro y varias zonas para explorar, como la Galería del Rey, la Reina y el Príncipe. Las chocolaterías y los restaurantes harán que tu visita valga la pena, aunque no compres nada. 

Bruselas – Galeries Royales St. Hubert – Photo: Zairon via Creative Commons

Visitar una Cervecería

No pierdas la oportunidad de aprender más sobre la famosa cerveza belga visitando una cervecería. Mejor aún, toma un tour y explora los destinos cerveceros más populares de Bruselas.

Asegúrate de visitar al menos una cervecería Trapense, y aprende más sobre una de las cervezas con más historia de Europa. Algunas de las cervezas mejor valoradas del mundo se fabrican en Bruselas.

La mayoría de los tours de cerveza son multilingües, y la degustación de cerveza siempre está incluida, así que disfruta de la cerveza como nunca la habías probado.


Atomium

El Atomium, construido para la Exposición Universal de 1958, es sin duda el icono más reconocible de Bruselas Bélgica.

Cuando el mundo entró en una nueva era de ciencia y exploración espacial a fines de la década de 1950, el diseño de André Waterkeyn reflejó esto con una estructura de cristal de hierro multiplicada 165 mil millones de veces.

Las nueve esferas del “Atomium” tienen 18 m de diámetro cada una y están conectadas por escaleras mecánicas.

Contienen espacios de exhibición y un sofisticado restaurante en el vértice de la estructura.

Bruselas – Atomium – Photo: Fisnik Murtezi

Un Vistazo al Parlamento Europeo

El enorme edificio futurista de acero y vidrio, ubicado justo afuera de la estación de tren Quartier Léopold, es una de las tres residencias del Parlamento, el parlamento electo de la Unión Europea.

Su sede permanente se encuentra en Estrasburgo, Francia, donde se realizan reuniones plenarias una vez al mes. La sede administrativa está en Luxemburgo y las sesiones del comité en Bruselas Belgica.

Esta deslumbrante estructura de última generación tiene muchos admiradores, incluido el personal legislativo y los eurodiputados.

Sin embargo, no deja de tener sus detractores: el enorme edificio abovedado que contiene el hemiciclo con capacidad para los más de 700 eurodiputados ha sido llamado el “caprice des dieux”, que se refiere tanto a la forma del edificio -similar a un queso francés de la mismo nombre- y sus ambiciosas “ambiciones”.

Mucha gente también está decepcionada de que una gran parte de Quartier Léopold haya sido sacrificada para dar paso al nuevo complejo, aunque todavía hay muchos pubs y restaurantes vibrantes en Place Luxembourg, frente al parlamento.

Cuando los eurodiputados no están presentes, la instalación se utiliza con frecuencia para las reuniones de los comités de la Unión Europea.

Bruselas – Parlamento Europeo – Photo: Álvaro Millán via Creative Commons

Parlamentarium

El centro turístico del Parlamento Europeo en Bruselas, Parlamentarium, ofrece una introducción interactiva y de sorprendente alta tecnología a esta institución a veces incomprendida.

Incluye una pantalla envolvente digital de 360 ​​grados de la era espacial, un túnel de voces donde los visitantes pueden escuchar una variedad de idiomas de la Unión Europea y una función de pantalla táctil donde los visitantes pueden conocer a los eurodiputados que desarrollan las leyes europeas.

Debido a que se trata de una importante instalación gubernamental, es mejor traer una identificación con foto durante la visita para asegurar la entrada. Los visitantes también pueden esperar un control de seguridad al estilo de un aeropuerto a su llegada.

Bruselas – Parlamentarium – Photo: Boston9 via Creative Commons

En Conclusión

Bruselas es el tipo de destino en donde te quieres quedar. Hay demasiadas cosas que hacer; ¡la comida es razón suficiente para querer quedarse!

No hay duda de que Bélgica es una de las ciudades más vibrantes de Europa, y aunque muchas culturas han influido en la cosmopolita capital, Bruselas tiene una personalidad propia y bien definida, y es encantadora. Ahora que ya sabes dónde alojarte en Bruselas, qué comer y qué hacer, es el momento de reservar un vuelo. ¡Bruselas te espera!





Enlaces de Afiliados

Algunos de los enlaces en este artículo pueden ser enlaces de afiliados, que pueden proporcionarnos una compensación sin costo para ti si decides comprar. Estos son productos que hemos usado y respaldamos. Este sitio está destinado a brindar solamente entretenimiento. Puedes leer nuestra divulgación de afiliados en nuestra política de privacidad.

AFILIADOS DE AMAZON

“Como Afiliado de Amazon, percibimos dinero con las compras elegibles”.

Suscríbete al Newsletter


    AMAZON

    Pin It on Pinterest

    Share This